Protegido: El camino del bailarín

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Granada-Murcia en piñón fijo

Esta aventura ya estaba dando vueltas en mi cabeza desde hace tiempo. Cuando subí a Sierra Nevada con Samuel a principios de 2014 ya empezamos a planear un viaje de este tipo. Siempre terminaba quedando en el aire, como una experiencia a realizar en algún momento de nuestras vidas. Pasaba el tiempo y mis ganas de hacer algo así crecían, sobre todo al ver otros viajes como las locuras de Pedalea o Revienta o incluso programas de televisión como Capitán Q (tele de la que mola, os recomiendo verlo).
Llegó el anuncio de la II Vuelta al Mar Menor y mi hermano, entre habituales cervezas fixeras un jueves por la noche dijo que quería ir hasta allí en bici.

– ¡Qué dices! Estás loco…
– ¡Que no, que en tres días se puede hacer!
– Que no, que no. Déjate de rollos anda…

Poco a poco fui antoconvenciéndome de que la aventura era ésta y que no importaba la baja forma física que tenía en aquel momento o lo precipitado de desaparecer 4 días para pedalear sobre mi amada bici de piñón fijo.

Nunca había hecho más de 100 km en bici. Ni de piñón fijo, ni carretera, ni montaña ni nada, así que meterme el primer día de viaje 150 km hasta Tabernas con varios puertos y un desnivel de +2500 m acumulados me hacía dudar de que pudiera lograrlo.
Fue entonces, el día antes de salir, recogiendo material en 126Fixed que nos prestó nuestro querido Rubenek cuando terminé de decidirme. Estuve hablando con otro fixero popularmente conocido como ‘Mengueche’ (es una larga historia de pinchazos, y desgracias varias y muchas risas) que me dijo:

– Si yo hice 140 km y no me morí, tú puedes llegar a Tabernas.

Y así fue como comenzó este viaje de 4 días de mucho sufrimiento, muchas barritas y geles y mucho ánimo por parte de amigos, familiares y mi chica, lo que os agradeceré toda mi vida.

Resumen diario:

Día 1. Etapa desde Granada a Tabernas.

 

Comenzamos a las 9 saliendo hacia Cenes. A la altura de Quéntar nos encontramos a dos daneses de una revista de ciclismo que nos hicieron unas fotos e incluso se atrevieron a probar las bicis.

Seguimos hasta coronar el puerto de Blancares con buen ritmo, constante y suave, que quedaban muchos kilómetros. Creo que ha sido el peor momento por el desarrollo que llevaba, 48×15. Es duro para esos tramos de tanta pendiente, pero merece la pena a la hora de llanear, porque ir con un 17 sería ir como un hamster. Total, que es duro, pero se puede (con paciencia y saliva…)
Un gel también me ha ayudado mucho jeje.

Una vez pasado Blancares (km 30) seguimos por La Peza con unos paisajes espectaculares hasta Purullena, donde se pone un poco duro el terreno. Seguimos hasta Guadix y pasamos varios pueblos pequeños hasta incorporarnos a la vía de servicio de la A92 (km 65). El peor momento del día viene ahora: todo llano, pero la vía estaba llena de arena y un viento durísimo, hacemos los últimos 15km en una hora pasando cerca del castillo de La Calahorra hasta Dólar donde comimos en una venta muy bien.
A las 16.15 seguimos la marcha con el mismo viento, pero al menos mejora la carretera y podemos hacer 20 km con buen ritmo hasta llegar a los 100km 😵

IMG_4110

Entramos en la provincia de Almería y la fatiga de las piernas desaparece y el estado de ánimo está arriba.
Hasta que a los 115 km, poco antes de llegar al desierto de Tabernas las piernas comienzan a fallar. Barritas, nueces y agua a cascoporro, que ya queda poco!

Llegamos por fin al desierto pasando por Gergal y una hermosa pendiente nos saluda a nuestra llegada. Paradas, más nueces y paciencia hasta acabar el desierto…
Esto se está haciendo largo.

140 kilómetros y por fin aparece el desvío para el pueblo de Tabernas 🎉
Pero de nuevo el ánimo de viene abajo al ver que quedan 4 km con desnivel positivo que despiertan la calambres en mis piernas. El ritmo baja a 8km/h porque no puedo más. Se hace muy doloroso e interminable. pero por sorpresa aparece el pueblo y acaba la etapa.

Parecía imposible, pero ya estamos aquí después de 150 km.
Estamos cansados y contentos a partes iguales.
Gracias a la gente que nos está apoyando, en momentos tan duros nos acordamos de vosotros 💪
¡Mañana más!

Día 2. Etapa desde Tabernas hasta Calarreona.

Desayunamos bien fuerte y salimos a las 10.30 en dirección Sorbas. La carretera es buena con un poco de pendiente y todo rectas. Acojona mucho todos los coches pasando a mucha velocidad. Al menos el arcén es amplio y esta limpio para rodar. Así hacemos los 25km hasta Sorbas, donde paramos a tomar un plátano, llenar agua y un gel, porque venía unos pocos kilómetros más de pendiente y luego bajada hasta llegar al cruce con la A7.

Camiones, a punta pala. Luego nos enteramos de que hay una mina de yeso en Sorbas y llevan el material hasta el puerto de Garrucha. Hay camiones que hacen hasta 10 veces en un día ese trayecto.
Continuamos hasta Los Gallardos y tomamos el desvío hacia Garrucha, llegando allí a las 13h. Hemos hecho 60km con buen ritmo. Las piernas estaban bien a pesar de la paliza del día anterior.

DCIM100GOPRO

Como vamos bien de tiempo descansamos después de comer hasta casi las 16h para hacer los últimos 30km, que bordeaban la costa pasando por Vera Playa, Palomares y por último Villaricos. Aquí comienza un puerto de montaña con unas vistas al mar espectaculares. Este tramo es muy entretenido, pocos coches, buen asfalto y buena temperatura. Se ven muchos restos de construcciones industriales y caminos de tierra que bajan hasta algunas calas. Paramos a hacer algunas fotos y seguimos llaneando hasta el albergue de Calarreona, pasando antes por el Espacio Protegido de Cuatro Calas, muy recomendable.

IMG_4139

El día ha acabado con un baño de agua fría para recuperar mejor los músculos 😉
Hoy ha sido un buen día y el cuerpo ha respondido bien a los 93 km que hemos hecho.
Mañana, a seguir pedaleando duro.
¡Gracias por vuestro apoyo!

IMG_4145

DCIM100GOPRO

Día 3. Etapa desde Calarreona a Los Urrutias.

Dejamos el albergue del paraíso poco antes de las 10 de la mañana para desayunar en Águilas, a 3 km.
Una vez saliendo de la ciudad comienza el Parque Natural de Cabo Cope y Calnegre, con unos cuantos kilómetros de subida suaves. A lo lejos vemos el primer puerto de montaña y compartimos mi hermano y yo un gel para afrontarlo. Cuando nos acercamos un poco más nos dirigimos una mirada de “dame-otro-gel-esto-no-hay-quien-lo-suba”. Rampas del 10% sin descanso hasta los 400 metros de altitud. Pedalear con esas pendientes y con el desarrollo que llevamos te obliga a ir con una cadencia tan baja que parece que no avanzas y te mantienes parado. Me encantaría saber qué piensan los ciclistas que bajan y me ven tan quieto, como si pedaleara a cámara lenta.

DCIM100GOPRO

IMG_4167

IMG_4180

Llegamos a lo más alto y mi hermano ya estaba haciendo amigos con otros ciclistas de carretera que alucinaban con que fuéramos en piñón fijo. Nos recomendaron bajar el puerto a pie, ya que las curvas eran muy cerradas y la pendiente era pronunciada.
Terminado el infierno de Calnegre, a unos 15 kilómetros más está el Puerto de Mazarrón (Km 50).
Para llegar a Cartagena tenemos que atravesar otro puerto, más suave que el otro, pero de más longitud. El calor y la humedad se hacen notar y sobre todo la cantidad de kilómetros acumulados. Horrible. Tengo que parar varias veces, beber casi un litro de agua… Y cuando paramos en un restaurante en mitad del puerto nos dice el camarero que quedan todavía 23 km para Cartagena.

¡Yuju! El ánimo por las nubes.
Es mentira, era ironía.
Quiero dinamitar la montaña e ir recto hasta Los Urrutias.

A eso de las 15h paramos un poco antes de Cartagena para comer en una venta y descansar hasta las 16.30h.
Volvemos a montarnos y atravesamos la ciudad para tomar un camino agrícola que nos lleva en estos últimos 20 km hasta nuestro destino final, Los Urrutias. ¡Por fin! 106 km en total hoy.

Todo esto para mañana hacer la 2a vuelta al Mar Menor y completar más 400 km en 4 días.
Platazo espaguetis y a dormir.

IMG_4170

Processed with VSCOcam with kk2 preset

Vídeo de la nueva ETSA de Granada en el antiguo Hospital Militar

Tras muchos meses de trabajo, por fin puedo mostrar el vídeo que grabé y edité para el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Granada sobre la visita a obra que realizamos con la Comisión de Trabajo a pie de obra, dirigida por el vocal de comunicación Antonio Aguilera.

En esta visita, realizada en febrero de 2014 y guiada por su jefe de obra, Francisco J. Lara y el Director de Ejecución José Antonio Valdés, ambos arquitectos técnicos, nos mostraron las singularidades de la intervención, en la que se tocan muchas áreas de la edificación; rehabilitación, obra nueva, restauración de elementos de alto valor patrimonial… Este proyecto es del reconocido arquitecto Víctor López Cotelo.

Este vídeo ha supuesto para mí el mayor reto hasta la fecha en lo que a grabación y edición se refiere. En él quise mostrar la importancia de esta obra para la ciudad de Granada y para la comunidad universitaria. También quise que el vídeo pudiera ser visto por cualquier persona con interés en la construcción, de forma que el lenguaje visual y hablado no fuera muy técnico, sin perder la rigurosidad.

¿Por qué redes sociales SÍ para el arquitecto técnico? Las 5 W del periodismo aplicadas a nuestra profesión

Escribo este artículo para esas personas que todavía son reacias a utilizar las redes sociales desde un uso profesional. Aquellos que cuando les dices que por qué no se abren una cuenta en twitter te responden “¿y para qué me hace falta eso?”

También escribo este artículo porque en la vida “offline”, la real, me encuentro que la inmensa mayoría de compañeros arquitectos técnicos no conocen los beneficios de estas nuevas vías de comunicación.

Bueno, voy a intentar convencer utilizando las cinco “uves dobles” (5 w’s+1: quién, qué, dónde, cuándo, porqué y cómo) que se utilizan en el periodismo, pero aplicadas al internet 2.0 de la edificación.

 

Who? (¿Quién?)

¿A quién te quieres dirigir? Tienes que definir tu público, porque no es lo mismo hablar para compañeros/colegas que hablar para un cliente que quiere hacer una reforma en su casa. Saber definir quién quieres que te lea es fundamental para garantizar que el mensaje que quieres transmitir sea entendido.

Puedes decidir hablar para profesionales de la construcción, por lo que utilizar un lenguaje técnico está muy bien valorado.

En cambio si quieres que te lean futuros clientes no puedes hablar de la misma forma. Tendrás que utilizar un lenguaje más coloquial, pero manteniendo la rigurosidad.

 

What? (¿Qué?)

¿Qué contar? Elegir una temática sobre la que hablar es una elección más personal. Definir de qué quieres hablar en un blog o en las redes sociales es importante porque si sabes comunicar y explicarte la gente te relacionará con ese tema. Pongo un ejemplo: eres un arquitecto técnico que se ha especializado en patologías de hormigón que además sabe contar muy bien cómo trabaja, explica las patologías que trata y las soluciones a las que llega. Al final, los lectores de este gran profesional le relacionarán como especialista de ese ámbito y, en caso de necesitar sus servicios, se acordarán de él.

 

Where? (¿Dónde?)

Las dos herramientas más importantes son los blogs y las redes sociales.

Las redes sociales, como facebook, twitter o linkedin, son más superficiales. Lo normal es que en las redes sociales se publiciten noticias o artículos publicados en blogs.

Los blogs son páginas webs que estructuran la información de forma cronológica y que se dedican a hablar sobre un tema en concreto. Hay blogs de todo tipo relacionados con la edificación. El colega Emilio Callejón recopiló en un artículo en su blog una buena lista.

Un poco más adelante detallo mejor cómo dar el primer paso.

 

When? (¿Cuándo?)

YA.

 

Why? (¿Por qué?)

Aquí tienes algunas razones por las que autoconvencerte de que es el momento de sumergirte en la red.

  1. Porque seguro que tienes algo interesante que contar.
  2. Porque compartiendo la información la comunidad crece y evoluciona y eso es beneficioso para la profesión.
  3. Porque el conocimiento tiene que transmitirse, no puede quedar en propiedad de personas o empresas eternamente.
  4. Porque escribir ayuda a ordenar ideas. A mí personalmente me funciona.

 

How? (¿Cómo?)

“A poquito a poquito”. Sin prisa. A los que comienzan en este mundo de comunicación digital yo recomiendo empezar por las redes sociales y convertirse en “consumidores de información”: abrir una cuenta y empezar a leer a compañeros que crean contenido. Esto ayuda a desvirgarse en las redes, quitarse el miedo y derribar prejuicios iniciales. A los más escépticos les digo que primero se pongan un seudónimo mientras son consumidores, pero que cuando se conviertan en creadores de contenido cambien a su verdadera identidad.

Una vez pasado ese periodo de adaptación y aterrizaje llega ejercitar el 2.0, esto es, empezar a participar en el debate, compartiendo información y por último, la creación de nuestro propio contenido. Es la mejor parte.

Un comienzo natural para un recién llegado podría ser:

  1. Darse de alta en una red social, facebook o twitter, o las dos a la vez.
  2. Empezar a seguir cuentas/perfiles de compañeros, instituciones relacionadas con la edificación. Depende de la persona este periodo pueden ser uno o varios meses.
  3. Seguir blogs de interés mediante newsletters, o herramientas de lectores de feeds (feedly, reeder, flipboard…).
  4. Leer mucho.
  5. Una vez familiarizado con estas herramientas llega el momento de pasar a la acción. Empezar a comentar, compartir información, escribir tuits… Y por último, crear un blog, en la que volcar todo nuestro conocimiento y compartirlo con la comunidad.

 

 

Bueno, espero haberte animado a que te introduzcas en este nuevo mundo de internet e investigar nuevas formas de comunicación. Una de las cosas que más me gusta es que cada persona puede darle su propio uso, o encontrar su propia temática de la que hablar en su blog o redes sociales.

Espero que encuentres tu propia forma de usar estas herramientas y te merezca la pena haber leído toda esta parrafada, que eso ya tiene mérito.

Para terminar, y si esto te ha sabido a poco, os dejo esta mesa redonda llamada “Arquitectos Técnicos 2.0” en la que participé dentro del ciclo de conferencias de la XII Semana de la Construcción, organizada por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación de Granada, junto a Manolo Pizarro, José Luis Zurita, Enrique Alario y Luis Lara como moderador.

 

¡Saludos!

Mi relación con las libretas

Tengo una debilidad especial por las papelerías. Me encantan los lápices, bolígrafos, papeles, cartulinas, sacapuntas, compases, reglas, carpetas… y las libretas.

Planet Modulor, Berlin. El paraíso de las papelerías.

Planet Modulor, Berlin. El paraíso de las papelerías.

Con las libretas está siendo algo enfermizo. Empecé con una libreta de estas de propaganda que mi padre me traía cuando las farmacéuticas tenían presupuesto. Me gustó la forma en la que a la vez que iba escribiendo, mi cabeza ordenaba ideas y pensamientos. No es lo mismo con un ordenador. Es mucho más rápido escribir en el ordenador que en papel, y creo que ese retraso no mental es el que me ayuda a dar forma a lo que escribo.

Porque escribir no es nada fácil. A mi me cuesta muchíiiiiiiisimo ponerme a escribir en el blog. Siempre me acuerdo de un tuit que escribió Victoriano Izquierdo.

Todo esto viene al cuento de que hace unas semanas vi que Moleskine había hecho una colaboración con una marca italiana de bicicletas, Cinelli y habían producido una libreta en homenaje a los ciclistas hobo.

Los ciclistas hobo toman prestado el nombre de trabajadores de finales del siglo XIX con un punto nómada a la hora de cambiar de trabajo. Se caracterizaban porque eran trabajadores migratorios, iban de un lugar a otro buscando trabajo.

Los ciclistas hobo toman ese lado migratorio y viajan con sus bicicletas y alforjas por kilómetros y kilómetros. Es otro tipo de turismo, mucho menos cómodo, más barato y en mi opinión, se disfruta más. Para recordar y contar a tus amigos y familiares el viaje es recomendable varios cachivaches más además de la bicicleta.

Llevarte tu cámara de fotos.

Chas Christiansen

Haz como Lucas Brunelle (sale en la foto anterior, el ciclista del fondo) y fabrícate un casco para acoplar tu cámara de vídeo. Tendrás vídeos tan chulos como éste:

Mete en tu mochila una pequeña libreta en la que ir escribiendo un pequeño diario de viaje, toma apuntes, haz dibujos, pega pequeños recuerdos que vayas guardando del trayecto.

Moleskine y Cinelli han fabricado un cuaderno de edición especial con detalles en la cubierta en bajorrelieve que representan los iconos que utilizan los hobo para comunicarse entre ellos. Los iconos marcan en el camino dónde hay agua, cobijo o hasta dónde hay un perro peligroso.

Dentro del cuaderno también hay pegatinas con todos estos iconos y una carta con los diez puntos del código “hobo rider”.

El cuaderno tiene un tamaño similar a un formato A6 (14×6 cm), con las tapas duras, un bolsillo interior y la archifamosa goma para cerrar las tapas. Tiene las hojas totalmente en blanco, sin líneas ni cuadros. Se vende en la web de Moleskine y se regala si compras la Cinelli Bootleg.

chaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobo chaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobo

Hasta dónde llega la ISO 9001

En el máster que hice en la UGR sobre Gestión y Seguridad en la Edificación tuvimos una asignatura llamada Técnicas de Control de los Sistemas de Gestión, en la que se nos hablaba de diferentes sistemas de gestión.

Los dos más conocidos son el Sistema de Gestión de Calidad y el Sistema de Gestión Medioambiental. Para no aburrir mucho al lector con excesiva normativa y con el objetivo de mantener un poco de intriga voy a ir intercalando fotografías de una empresa que ha conseguido la certificación de calidad conforme a las exigencias de la archiconocida ISO 9001.

01

¿Qué es la ISO 9001?

En pocas palabras, es una normativa en la que se especifican los requisitos de aplicación interna que debe reunir una empresa u organización para la implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC).

Internamente fortalece la empresa u organización, mejora sus puntos clave e implanta un sistema de calidad que permite la reducción de incidencias, aumenta la productividad y el compromiso con el cliente.

Externamente, de cara al cliente o usuario es una garantía de que se cumplen unos estándares de calidad en la empresa, posicionándose en el mercado y aumentando las ventajas competitivas frente a la competencia.

02Pero ¿cómo se mide la calidad?

A través de patrones que sirven de estándares, para tener una referencia sobre el que medir. Estos estándares son criterios establecidos por la Organización Internacional para la Estandarización (las iniciales en inglés son ISO). Los estándares pueden ser físicos (cantidades de producto, volumen de rechazo, velocidad) o medirse en términos monetarios (costos, inversiones, ingresos…).

¿Quién mide la calidad?

Se contrata a terceras entidades imparciales que cuentan con una acreditación de la ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), que las habilita para certificar que una empresa u organización cumple lo establecido en la normativa ISO 9001. El trabajo de esta empresa auditora se divide en dos etapas. En la primera se analiza la documentación del SGC y se realiza una visita in situ a las instalaciones del cliente. En la segunda etapa, que también consiste en una visita a las instalaciones, se evalúa el grado de implantación del SGC.

¿Qué se puede certificar con la ISO 9001?

Empresas u organizaciones, no importa el producto o servicio. Desde empresas de servicios, de producción, la administración pública… hasta hoteles con alquiler de habitaciones de “corta estancia”.

05

Es el caso del local barcelonés, “La Vie en Rose”. Alquilan habitaciones para cortas estancias. ¡A quien lleves a la habitación ya es cosa tuya!

Me llamó la atención que un local como este obtuviera la certificación de calidad, dada la imagen que todos tenemos en mente. En su web resaltan tres puntos en los que se ha incidido para mejorar:

1. Se han mejorado los procesos productivos. Se han reducido costes innecesarios en publicidad y se ha invertido en nuevos equipos informáticos.

2. Convertir al cliente en el centro de la empresa, girando todo en torno a él. Bajo esta premisa se quería mantener la distancia entre un club de alterne y un hotel de cinco estrellas. Las habitaciones de “cortas estancias” disponen de teléfono, minibar gratuito, wifi (por si quieres tuitear en directo tu estancia), servicio de habitaciones, preservativos gratuitos y hasta cafeteras Nespresso!

3. Este tercer apartado sobre el que se incide son los aspectos higiénicos y sanitarios. Las sábanas y toallas están higienizadas por una empresa externa que las entrega en packs homologados según estándares de sanidad. Tras la estancia, la habitación se somete a un proceso de higienización profundo antes de volver a ponerse a disposición de otros clientes.

03

Ahora “La Vie en Rose” presume de certificación de calidad según ISO 9001 y se convierte en el primer establecimiento del sector que la consigue.

Es curioso hasta dónde se puede aplicar esta normativa de calidad.

04

Walkie Talkie, el extraño caso del edificio que derrite coches y fríe huevos

Londres tiene un nuevo rascacielos. Un rascacielos que parece un “walkie talkie”, o como los londinenses llaman, “walkie scorchie” (walkie abrasador).

Fuente: FACUNDO ARRIZABALGA (EFE)

Fuente: FACUNDO ARRIZABALGA (EFE)

Se dice que es abrasador porque es capaz de freir un huevo, de derretir coches, de tostar una baguete, de quemar felpudos… (mirar fotogalería).

En definitiva, parece una pequeña central termosolar en mitad de la ciudad, con la diferencia de que en este caso el rayo solar queda concentrado en mitad de la calle debido a la forma parabólica del edificio.

Ya es peculiar en sí que se haya producido este suceso con tantísima tecnología y simulación que existe. Pero peculiares también han sido las declaraciones posteriores del arquitecto del proyecto, el uruguayo Rafael Viñoly.

Fuente: ARQ.clarin.com

Fuente: ARQ.clarin.com

El arquitecto, ya ha asumido que cometió muchos errores en el diseño del edificio. Sabía que se alcanzaría una temperatura de hasta 36ºC, no los 72ºC que se alcanzan en la realidad. No obstante, según él, no toda la responsabilidad es suya. También hay más culpables:

“Cuando llegué por primera vez a Londres hace años, no era así”, dijo. “Ahora tienen todos estos días de sol. Así que deben culpar de esto también al calentamiento global, ¿no?”

Fuente: “We made a lot of mistakes with this building” says Walkie Scorchie architect, Viñoly

No sólo arremete contra el cambio climático, también sobre la profesión de arquitecto:

“Los arquitectos ya no son arquitectos, y se necesitan consultores para todo. En este país (Inglaterra) hay un especialista para decirte hasta qué grado un vidrio refleja. Es culpa de la profesión misma, que se ha reformulado y se ha ubicado en un lugar totalmente secundario”

También ha declarado que este asunto era el resultado del proceso de desarrollo en Reino Unido, en el que a menudo se ignora al arquitecto.

Fuente: Rafael Viñoly: “el exceso de consultores le hace mal a la profesión”

Fuente: PETER MACDIARMID (GETTY)

Fuente: PETER MACDIARMID (GETTY)

 

Todo son risas hasta que aparcas tu Jaguar bajo el “rayo de la muerte”…

Fuente: LAURA LEAN

Fuente: LAURA LEAN

Flatiron Building en construcción. 1902

Flatiron Building in construction. 1902

Flatiron Building in construction. New York 1902

De esta fotografía me impresionan dos cosas. La primera es la construcción del edificio en sí; los detalles constructivos, los equipos auxiliares, la organización de la obra…

Para apreciar todos los detalles hay que hacer click en la fotografía.

Y por otro lado, la calidad de la fotografía. Tiene una nitidez y una resolución que actualmente sólo consiguen las cámaras digitales de altísima gama. La resolución máxima de una fotografía antigua bien hecha está limitada solamente por los equipos informáticos que la digitalizan.
En fin, que me ha cautivado esta foto.

Llega a Granada “POP UP GRN”

No sabéis la cantidad de cosas molonas que se hacen en Granada y que desconocemos. Hay multitud de gente llevando a cabo proyectos, ideas, desarrollando productos innovadores que la mayoría de granadinos no tiene constancia de que existen. Así que cuando Nacho y Marta me contaron su idea e involucré en seguida en la organización del evento, llamado POP UP GRN. Un espacio efímero en el que se reunirán ideas con tres valores principales: creatividad, talento e innovación.

1098241_403137589797297_653906251_n

Se celebrará del 18 al 22 de septiembre en el Hotel Palacio de los Patos de 12.00h a 20.00h.

Los productos son muy variados, desde jerseys hechos con camisetas que no se usan, bicis de tipo fixie, tatuajes temporales, hasta carcasas para iPhone hechas con taracea. Además, tendremos la participación de Verduras DJ, que deleitará a los que os animéis a venir con sus sesiones de música soul, funk y jazz.

Paralelamente también habrá una programación musical que tendrá lugar a última hora de la tarde.

Os dejo con una selección de participantes, y si queréis más información, al final del post te dejo el enlace.

IMG_2713 hilando charlie y nu robertolacalle_chupa 253183_410613088998729_464485759_n mesas amr y verd 93 sexto-curso-cosmetica-ajedrea351948_421850664590953_2007129702_ovisita popupgrn.es

facebook

twitter

instagram

 

“Esto va a ser la salvación del sector”

Esta frase con la que titulo este post es algo que he venido oyendo y leyendo desde que se preparaba el RD sobre Certificación Energética de Edificios Existentes. Algunos lo llamarían atrevido, osado e incluso insultante. A la vista de lo acontecido durante estos dos primeros meses desde la entrada en vigor, que no ha sido (ni siquiera se le ha parecido) una salvación. Visto lo visto, se asemeja más a una lucha encarnizada de grandes depredadores por la presa en la sabana africana.

 

Así que, del “esto va a ser la salvación del sector” hemos pasado últimamente al “no me interesa ese mercado“. Y es que no han sido pocas las veces que he escuchado a compañeros (aparejadores y arquitectos) decir que es inútil competir con gente que cobra tan poco, que prefieren no gastar fuerza y no hacerse hueco con las certificaciones.

A mí esto me parece muy triste. La culpa de la devaluación del mercado de certificaciones no es del cliente, no es de la administración, ni tampoco de los políticos. Los únicos culpables son esos “profesionales” que no valoran su trabajo, y que sin saberlo (o sí) devalúan el trabajo de sus compañeros. ¿Serían los mismos que hablaban de las CEE como la salvación del sector de la construcción los que ahora se dedican a hacer certificaciones a precios de risa?

Entre todos la mataron y ella sola se murió.