Granada-Murcia en piñón fijo

Esta aventura ya estaba dando vueltas en mi cabeza desde hace tiempo. Cuando subí a Sierra Nevada con Samuel a principios de 2014 ya empezamos a planear un viaje de este tipo. Siempre terminaba quedando en el aire, como una experiencia a realizar en algún momento de nuestras vidas. Pasaba el tiempo y mis ganas de hacer algo así crecían, sobre todo al ver otros viajes como las locuras de Pedalea o Revienta o incluso programas de televisión como Capitán Q (tele de la que mola, os recomiendo verlo).
Llegó el anuncio de la II Vuelta al Mar Menor y mi hermano, entre habituales cervezas fixeras un jueves por la noche dijo que quería ir hasta allí en bici.

– ¡Qué dices! Estás loco…
– ¡Que no, que en tres días se puede hacer!
– Que no, que no. Déjate de rollos anda…

Poco a poco fui antoconvenciéndome de que la aventura era ésta y que no importaba la baja forma física que tenía en aquel momento o lo precipitado de desaparecer 4 días para pedalear sobre mi amada bici de piñón fijo.

Nunca había hecho más de 100 km en bici. Ni de piñón fijo, ni carretera, ni montaña ni nada, así que meterme el primer día de viaje 150 km hasta Tabernas con varios puertos y un desnivel de +2500 m acumulados me hacía dudar de que pudiera lograrlo.
Fue entonces, el día antes de salir, recogiendo material en 126Fixed que nos prestó nuestro querido Rubenek cuando terminé de decidirme. Estuve hablando con otro fixero popularmente conocido como ‘Mengueche’ (es una larga historia de pinchazos, y desgracias varias y muchas risas) que me dijo:

– Si yo hice 140 km y no me morí, tú puedes llegar a Tabernas.

Y así fue como comenzó este viaje de 4 días de mucho sufrimiento, muchas barritas y geles y mucho ánimo por parte de amigos, familiares y mi chica, lo que os agradeceré toda mi vida.

Resumen diario:

Día 1. Etapa desde Granada a Tabernas.

 

Comenzamos a las 9 saliendo hacia Cenes. A la altura de Quéntar nos encontramos a dos daneses de una revista de ciclismo que nos hicieron unas fotos e incluso se atrevieron a probar las bicis.

Seguimos hasta coronar el puerto de Blancares con buen ritmo, constante y suave, que quedaban muchos kilómetros. Creo que ha sido el peor momento por el desarrollo que llevaba, 48×15. Es duro para esos tramos de tanta pendiente, pero merece la pena a la hora de llanear, porque ir con un 17 sería ir como un hamster. Total, que es duro, pero se puede (con paciencia y saliva…)
Un gel también me ha ayudado mucho jeje.

Una vez pasado Blancares (km 30) seguimos por La Peza con unos paisajes espectaculares hasta Purullena, donde se pone un poco duro el terreno. Seguimos hasta Guadix y pasamos varios pueblos pequeños hasta incorporarnos a la vía de servicio de la A92 (km 65). El peor momento del día viene ahora: todo llano, pero la vía estaba llena de arena y un viento durísimo, hacemos los últimos 15km en una hora pasando cerca del castillo de La Calahorra hasta Dólar donde comimos en una venta muy bien.
A las 16.15 seguimos la marcha con el mismo viento, pero al menos mejora la carretera y podemos hacer 20 km con buen ritmo hasta llegar a los 100km 😵

IMG_4110

Entramos en la provincia de Almería y la fatiga de las piernas desaparece y el estado de ánimo está arriba.
Hasta que a los 115 km, poco antes de llegar al desierto de Tabernas las piernas comienzan a fallar. Barritas, nueces y agua a cascoporro, que ya queda poco!

Llegamos por fin al desierto pasando por Gergal y una hermosa pendiente nos saluda a nuestra llegada. Paradas, más nueces y paciencia hasta acabar el desierto…
Esto se está haciendo largo.

140 kilómetros y por fin aparece el desvío para el pueblo de Tabernas 🎉
Pero de nuevo el ánimo de viene abajo al ver que quedan 4 km con desnivel positivo que despiertan la calambres en mis piernas. El ritmo baja a 8km/h porque no puedo más. Se hace muy doloroso e interminable. pero por sorpresa aparece el pueblo y acaba la etapa.

Parecía imposible, pero ya estamos aquí después de 150 km.
Estamos cansados y contentos a partes iguales.
Gracias a la gente que nos está apoyando, en momentos tan duros nos acordamos de vosotros 💪
¡Mañana más!

Día 2. Etapa desde Tabernas hasta Calarreona.

Desayunamos bien fuerte y salimos a las 10.30 en dirección Sorbas. La carretera es buena con un poco de pendiente y todo rectas. Acojona mucho todos los coches pasando a mucha velocidad. Al menos el arcén es amplio y esta limpio para rodar. Así hacemos los 25km hasta Sorbas, donde paramos a tomar un plátano, llenar agua y un gel, porque venía unos pocos kilómetros más de pendiente y luego bajada hasta llegar al cruce con la A7.

Camiones, a punta pala. Luego nos enteramos de que hay una mina de yeso en Sorbas y llevan el material hasta el puerto de Garrucha. Hay camiones que hacen hasta 10 veces en un día ese trayecto.
Continuamos hasta Los Gallardos y tomamos el desvío hacia Garrucha, llegando allí a las 13h. Hemos hecho 60km con buen ritmo. Las piernas estaban bien a pesar de la paliza del día anterior.

DCIM100GOPRO

Como vamos bien de tiempo descansamos después de comer hasta casi las 16h para hacer los últimos 30km, que bordeaban la costa pasando por Vera Playa, Palomares y por último Villaricos. Aquí comienza un puerto de montaña con unas vistas al mar espectaculares. Este tramo es muy entretenido, pocos coches, buen asfalto y buena temperatura. Se ven muchos restos de construcciones industriales y caminos de tierra que bajan hasta algunas calas. Paramos a hacer algunas fotos y seguimos llaneando hasta el albergue de Calarreona, pasando antes por el Espacio Protegido de Cuatro Calas, muy recomendable.

IMG_4139

El día ha acabado con un baño de agua fría para recuperar mejor los músculos 😉
Hoy ha sido un buen día y el cuerpo ha respondido bien a los 93 km que hemos hecho.
Mañana, a seguir pedaleando duro.
¡Gracias por vuestro apoyo!

IMG_4145

DCIM100GOPRO

Día 3. Etapa desde Calarreona a Los Urrutias.

Dejamos el albergue del paraíso poco antes de las 10 de la mañana para desayunar en Águilas, a 3 km.
Una vez saliendo de la ciudad comienza el Parque Natural de Cabo Cope y Calnegre, con unos cuantos kilómetros de subida suaves. A lo lejos vemos el primer puerto de montaña y compartimos mi hermano y yo un gel para afrontarlo. Cuando nos acercamos un poco más nos dirigimos una mirada de “dame-otro-gel-esto-no-hay-quien-lo-suba”. Rampas del 10% sin descanso hasta los 400 metros de altitud. Pedalear con esas pendientes y con el desarrollo que llevamos te obliga a ir con una cadencia tan baja que parece que no avanzas y te mantienes parado. Me encantaría saber qué piensan los ciclistas que bajan y me ven tan quieto, como si pedaleara a cámara lenta.

DCIM100GOPRO

IMG_4167

IMG_4180

Llegamos a lo más alto y mi hermano ya estaba haciendo amigos con otros ciclistas de carretera que alucinaban con que fuéramos en piñón fijo. Nos recomendaron bajar el puerto a pie, ya que las curvas eran muy cerradas y la pendiente era pronunciada.
Terminado el infierno de Calnegre, a unos 15 kilómetros más está el Puerto de Mazarrón (Km 50).
Para llegar a Cartagena tenemos que atravesar otro puerto, más suave que el otro, pero de más longitud. El calor y la humedad se hacen notar y sobre todo la cantidad de kilómetros acumulados. Horrible. Tengo que parar varias veces, beber casi un litro de agua… Y cuando paramos en un restaurante en mitad del puerto nos dice el camarero que quedan todavía 23 km para Cartagena.

¡Yuju! El ánimo por las nubes.
Es mentira, era ironía.
Quiero dinamitar la montaña e ir recto hasta Los Urrutias.

A eso de las 15h paramos un poco antes de Cartagena para comer en una venta y descansar hasta las 16.30h.
Volvemos a montarnos y atravesamos la ciudad para tomar un camino agrícola que nos lleva en estos últimos 20 km hasta nuestro destino final, Los Urrutias. ¡Por fin! 106 km en total hoy.

Todo esto para mañana hacer la 2a vuelta al Mar Menor y completar más 400 km en 4 días.
Platazo espaguetis y a dormir.

IMG_4170

Processed with VSCOcam with kk2 preset

Leave a Comment