Mi relación con las libretas

Tengo una debilidad especial por las papelerías. Me encantan los lápices, bolígrafos, papeles, cartulinas, sacapuntas, compases, reglas, carpetas… y las libretas.

Planet Modulor, Berlin. El paraíso de las papelerías.

Planet Modulor, Berlin. El paraíso de las papelerías.

Con las libretas está siendo algo enfermizo. Empecé con una libreta de estas de propaganda que mi padre me traía cuando las farmacéuticas tenían presupuesto. Me gustó la forma en la que a la vez que iba escribiendo, mi cabeza ordenaba ideas y pensamientos. No es lo mismo con un ordenador. Es mucho más rápido escribir en el ordenador que en papel, y creo que ese retraso no mental es el que me ayuda a dar forma a lo que escribo.

Porque escribir no es nada fácil. A mi me cuesta muchíiiiiiiisimo ponerme a escribir en el blog. Siempre me acuerdo de un tuit que escribió Victoriano Izquierdo.

Todo esto viene al cuento de que hace unas semanas vi que Moleskine había hecho una colaboración con una marca italiana de bicicletas, Cinelli y habían producido una libreta en homenaje a los ciclistas hobo.

Los ciclistas hobo toman prestado el nombre de trabajadores de finales del siglo XIX con un punto nómada a la hora de cambiar de trabajo. Se caracterizaban porque eran trabajadores migratorios, iban de un lugar a otro buscando trabajo.

Los ciclistas hobo toman ese lado migratorio y viajan con sus bicicletas y alforjas por kilómetros y kilómetros. Es otro tipo de turismo, mucho menos cómodo, más barato y en mi opinión, se disfruta más. Para recordar y contar a tus amigos y familiares el viaje es recomendable varios cachivaches más además de la bicicleta.

Llevarte tu cámara de fotos.

Chas Christiansen

Haz como Lucas Brunelle (sale en la foto anterior, el ciclista del fondo) y fabrícate un casco para acoplar tu cámara de vídeo. Tendrás vídeos tan chulos como éste:

Mete en tu mochila una pequeña libreta en la que ir escribiendo un pequeño diario de viaje, toma apuntes, haz dibujos, pega pequeños recuerdos que vayas guardando del trayecto.

Moleskine y Cinelli han fabricado un cuaderno de edición especial con detalles en la cubierta en bajorrelieve que representan los iconos que utilizan los hobo para comunicarse entre ellos. Los iconos marcan en el camino dónde hay agua, cobijo o hasta dónde hay un perro peligroso.

Dentro del cuaderno también hay pegatinas con todos estos iconos y una carta con los diez puntos del código “hobo rider”.

El cuaderno tiene un tamaño similar a un formato A6 (14×6 cm), con las tapas duras, un bolsillo interior y la archifamosa goma para cerrar las tapas. Tiene las hojas totalmente en blanco, sin líneas ni cuadros. Se vende en la web de Moleskine y se regala si compras la Cinelli Bootleg.

chaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobo chaloalonso moleskine hobochaloalonso moleskine hobo

Leave a Comment