Vídeo de la nueva ETSA de Granada en el antiguo Hospital Militar

Tras muchos meses de trabajo, por fin puedo mostrar el vídeo que grabé y edité para el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Granada sobre la visita a obra que realizamos con la Comisión de Trabajo a pie de obra, dirigida por el vocal de comunicación Antonio Aguilera.

En esta visita, realizada en febrero de 2014 y guiada por su jefe de obra, Francisco J. Lara y el Director de Ejecución José Antonio Valdés, ambos arquitectos técnicos, nos mostraron las singularidades de la intervención, en la que se tocan muchas áreas de la edificación; rehabilitación, obra nueva, restauración de elementos de alto valor patrimonial… Este proyecto es del reconocido arquitecto Víctor López Cotelo.

Este vídeo ha supuesto para mí el mayor reto hasta la fecha en lo que a grabación y edición se refiere. En él quise mostrar la importancia de esta obra para la ciudad de Granada y para la comunidad universitaria. También quise que el vídeo pudiera ser visto por cualquier persona con interés en la construcción, de forma que el lenguaje visual y hablado no fuera muy técnico, sin perder la rigurosidad.

¿Por qué redes sociales SÍ para el arquitecto técnico? Las 5 W del periodismo aplicadas a nuestra profesión

Escribo este artículo para esas personas que todavía son reacias a utilizar las redes sociales desde un uso profesional. Aquellos que cuando les dices que por qué no se abren una cuenta en twitter te responden «¿y para qué me hace falta eso?»

También escribo este artículo porque en la vida «offline», la real, me encuentro que la inmensa mayoría de compañeros arquitectos técnicos no conocen los beneficios de estas nuevas vías de comunicación.

Bueno, voy a intentar convencer utilizando las cinco «uves dobles» (5 w’s+1: quién, qué, dónde, cuándo, porqué y cómo) que se utilizan en el periodismo, pero aplicadas al internet 2.0 de la edificación.

 

Who? (¿Quién?)

¿A quién te quieres dirigir? Tienes que definir tu público, porque no es lo mismo hablar para compañeros/colegas que hablar para un cliente que quiere hacer una reforma en su casa. Saber definir quién quieres que te lea es fundamental para garantizar que el mensaje que quieres transmitir sea entendido.

Puedes decidir hablar para profesionales de la construcción, por lo que utilizar un lenguaje técnico está muy bien valorado.

En cambio si quieres que te lean futuros clientes no puedes hablar de la misma forma. Tendrás que utilizar un lenguaje más coloquial, pero manteniendo la rigurosidad.

 

What? (¿Qué?)

¿Qué contar? Elegir una temática sobre la que hablar es una elección más personal. Definir de qué quieres hablar en un blog o en las redes sociales es importante porque si sabes comunicar y explicarte la gente te relacionará con ese tema. Pongo un ejemplo: eres un arquitecto técnico que se ha especializado en patologías de hormigón que además sabe contar muy bien cómo trabaja, explica las patologías que trata y las soluciones a las que llega. Al final, los lectores de este gran profesional le relacionarán como especialista de ese ámbito y, en caso de necesitar sus servicios, se acordarán de él.

 

Where? (¿Dónde?)

Las dos herramientas más importantes son los blogs y las redes sociales.

Las redes sociales, como facebook, twitter o linkedin, son más superficiales. Lo normal es que en las redes sociales se publiciten noticias o artículos publicados en blogs.

Los blogs son páginas webs que estructuran la información de forma cronológica y que se dedican a hablar sobre un tema en concreto. Hay blogs de todo tipo relacionados con la edificación. El colega Emilio Callejón recopiló en un artículo en su blog una buena lista.

Un poco más adelante detallo mejor cómo dar el primer paso.

 

When? (¿Cuándo?)

YA.

 

Why? (¿Por qué?)

Aquí tienes algunas razones por las que autoconvencerte de que es el momento de sumergirte en la red.

  1. Porque seguro que tienes algo interesante que contar.
  2. Porque compartiendo la información la comunidad crece y evoluciona y eso es beneficioso para la profesión.
  3. Porque el conocimiento tiene que transmitirse, no puede quedar en propiedad de personas o empresas eternamente.
  4. Porque escribir ayuda a ordenar ideas. A mí personalmente me funciona.

 

How? (¿Cómo?)

“A poquito a poquito”. Sin prisa. A los que comienzan en este mundo de comunicación digital yo recomiendo empezar por las redes sociales y convertirse en «consumidores de información»: abrir una cuenta y empezar a leer a compañeros que crean contenido. Esto ayuda a desvirgarse en las redes, quitarse el miedo y derribar prejuicios iniciales. A los más escépticos les digo que primero se pongan un seudónimo mientras son consumidores, pero que cuando se conviertan en creadores de contenido cambien a su verdadera identidad.

Una vez pasado ese periodo de adaptación y aterrizaje llega ejercitar el 2.0, esto es, empezar a participar en el debate, compartiendo información y por último, la creación de nuestro propio contenido. Es la mejor parte.

Un comienzo natural para un recién llegado podría ser:

  1. Darse de alta en una red social, facebook o twitter, o las dos a la vez.
  2. Empezar a seguir cuentas/perfiles de compañeros, instituciones relacionadas con la edificación. Depende de la persona este periodo pueden ser uno o varios meses.
  3. Seguir blogs de interés mediante newsletters, o herramientas de lectores de feeds (feedly, reeder, flipboard…).
  4. Leer mucho.
  5. Una vez familiarizado con estas herramientas llega el momento de pasar a la acción. Empezar a comentar, compartir información, escribir tuits… Y por último, crear un blog, en la que volcar todo nuestro conocimiento y compartirlo con la comunidad.

 

 

Bueno, espero haberte animado a que te introduzcas en este nuevo mundo de internet e investigar nuevas formas de comunicación. Una de las cosas que más me gusta es que cada persona puede darle su propio uso, o encontrar su propia temática de la que hablar en su blog o redes sociales.

Espero que encuentres tu propia forma de usar estas herramientas y te merezca la pena haber leído toda esta parrafada, que eso ya tiene mérito.

Para terminar, y si esto te ha sabido a poco, os dejo esta mesa redonda llamada «Arquitectos Técnicos 2.0» en la que participé dentro del ciclo de conferencias de la XII Semana de la Construcción, organizada por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación de Granada, junto a Manolo Pizarro, José Luis Zurita, Enrique Alario y Luis Lara como moderador.

 

¡Saludos!

El día a día de la investigación del #TFM

Comienza el mes de junio y se presenta como un mes duro en el que debo darle un gran empujón al TFM. La fecha de entrega es a finales de septiembre y durante el mes de agosto la actividad en los centros universitarios es casi nula, por no decir directamente nula.

Junto a Javier, mi director de tesina, he elaborado un esquema que me permite “trocear” la investigación y convertirla en pequeñas tareas realizables.

Esquema de la investigación

Analizaremos el consumo energético de las viviendas que se situaban en el Albaicín a partir del siglo XVI hasta nuestros días. Ésto nos obliga a encontrar datos sobre las construcciones durante los últimos 500 años. Es lo que hemos denominado el “análisis histórico”. Sobre las viviendas necesitamos varios datos, que clasificamos en ‘formas arquitectónicas’ (con su diseño, planta y alzados), los ‘sistemas constructivos’ (materiales utilizados, disposición de los mismos) y por último las ‘fuentes de energía’ utilizadas en cada época. Confeccionaremos un eje cronológico sobre el que marcar los hallazgos de cada uno de estos tres aspectos.

Con todo este análisis histórico realizaremos distintas simulaciones energéticas en el programa EnergyPlus, un software creado en la oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable de la U.S. Department of Energy, muy utilizado por ingenieros, arquitectos e investigadores para modelizar el comportamiento del edificio en cuanto a calefacción, climatización, soleamiento, ventilación y otros flujos de energía (HVAC systems). Es un programa de software libre, podéis descargarlo aquí.

Estas simulaciones arrojarán unos resultados acerca del consumo energético de distintas épocas, con las que llegaremos a unas conclusiones de la investigación.

El día a día

Me he dado cuenta de que la búsqueda bibliográfica es como buscar una aguja en un pajar; hay días en los que sólo apartas paja, en los que la investigación no avanza nada. Sin embargo hay otros días en los que tienes más suerte y sí encuentras datos útiles (encuentras la aguja). Pero aunque un día no encuentres nada útil, tienes que leer todos esos artículos científicos para descartarlos con seguridad.

Un ejemplo: vas a la biblioteca y consultas concienzudamente 10 libros de los que crees que sacarás información para tu investigación (la ansiada aguja). Pasas toda la mañana con esos 10 libros y finalmente sólo hay uno que te sirve… puede parecer desesperante y caer en la creencia de que no valemos para esto. Hay que verlo de otra manera. Es la primera vez que estoy haciendo una investigación y es lógico que estas tareas no se me den bien. Al final me he dado cuenta de que todo el tiempo que empleé leyendo esos 10 libros era totalmente necesario; que para encontrar la aguja tengo que apartar primero todo lo que no me sirve.

Para la búsqueda bibliográfica he consultado a varias personas conocedoras de la historia de Granada que me han indicado libros que me pueden servir y también a otras personas a las que acudir que son realmente expertos y eruditos en la materia.

De los libros que me han recomendado destaco una publicación de Manuel Gómez-Moreno y su hijo José Manuel Gómez-Moreno, “Guía de Granada”, una publicación centenaria que se recuperó hace 20 años, se editó de nuevo en forma de facsímil y de la que hay muy pocos ejemplares (en la Biblioteca de Andalucía de Granada lo tienen en el depósito y sólo para consulta dentro de la biblioteca, al igual que en la Biblioteca del Politécnico de la Universidad de Granada).

El libro es una auténtica joya y en él reflejan años y años de estudio de la ciudad, sobre todo de la arquitectura histórica, y también de la Alhambra. Fueron fuertes defensores de la idea de que el Patio de los Leones estaba cubierto de mármol blanco, en contraposición a la teoría de Torres Balbás del patio ajardinado.

Varias personas a las que he consultado me han remitido a una persona con quien tenía que hablar, un investigador de la arquitectura nazarí con muchas publicaciones y de gran reputación, como es Antonio Orihuela Uzal. Ha escrito numerosos artículos y libros junto a su grupo de investigación denominado «Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad» LAAC, dependiente del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) con sede en el Carmen de los Mínimos, en el Albaicín.

Publicaciones de Antonio Orihuela Uzal

Oportunidades que me da el TFM

  • Una formación investigadora que abre otras puertas y otras formas de trabajar en las que aplicar tus conocimientos de arquitectura técnica.
  • Conocer a expertos relacionados con tu tema de investigación.
  • Conocer lugares y edificios que antes no había visitado, como estos:

Casa del Chapiz. S XVI. Actual sede de la Escuela de Estudios Árabes.

Vistas desde la calle San Juan de los Reyes

Granada, desde el Albaicín

Torre de Comares


//