Vídeo de la nueva ETSA de Granada en el antiguo Hospital Militar

Tras muchos meses de trabajo, por fin puedo mostrar el vídeo que grabé y edité para el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Granada sobre la visita a obra que realizamos con la Comisión de Trabajo a pie de obra, dirigida por el vocal de comunicación Antonio Aguilera.

En esta visita, realizada en febrero de 2014 y guiada por su jefe de obra, Francisco J. Lara y el Director de Ejecución José Antonio Valdés, ambos arquitectos técnicos, nos mostraron las singularidades de la intervención, en la que se tocan muchas áreas de la edificación; rehabilitación, obra nueva, restauración de elementos de alto valor patrimonial… Este proyecto es del reconocido arquitecto Víctor López Cotelo.

Este vídeo ha supuesto para mí el mayor reto hasta la fecha en lo que a grabación y edición se refiere. En él quise mostrar la importancia de esta obra para la ciudad de Granada y para la comunidad universitaria. También quise que el vídeo pudiera ser visto por cualquier persona con interés en la construcción, de forma que el lenguaje visual y hablado no fuera muy técnico, sin perder la rigurosidad.

Termino arquitectura técnica. ¿Y ahora, qué?

Se habla mucho del paro juvenil en España, que llega casi al 50%, pero el dato de los jóvenes cualificados en el sector de la construcción sin empleo debe ser muchísimo más elevado, y las escuelas siguen graduando a miles de jóvenes que llegan al mercado laboral, el cual les abofetea sin piedad con la dura realidad. Antes era normal que los arquitectos técnicos encontraran trabajo sin haber terminado la carrera, pero actualmente la búsqueda de empleo debe ser plenamente activa. No hay tanto trabajo como antes, pero desde luego que si estás esperando a que te llamen del servicio de empleo o de la bolsa de trabajo de tu universidad puedes esperar sentado. El desánimo, el lloriqueo y el pataleo no te van a dar trabajo así que para ya de contagiar tu pesimismo. En este punto recomiendo la lectura del fenomenal artículo de José Arnaiz “Un lugar para la esperanza”.

A la deriva

Las opciones que se presentan una vez terminada la titulación son:

Opción uno: Termino la carrera y empiezo a buscar trabajo.

Al terminar la carrera nos encontramos con un vacío en nuestro CV en el apartado profesional y se convierte en un hándicap a la hora de encontrar trabajo y “competir” con otros candidatos. Las excusas del tipo “por 300 euros no trabajo” no valen con tan poca trayectoria profesional. Debes llenar ese desequilibrio de tu CV como sea; becas, convenios de universidad, contratos de prácticas…
La opción de emigrar a otro país para buscar trabajo puede ser para trabajar de lo que hemos estudiado o para trabajar de lo que sea, normalmente para aprender el idioma del país al que se emigra. Si tu opción es ésta te interesará esta noticia publicada en el suplemento ‘Negocios’ de El País que informa de los trabajos más demandados en países de todo el mundo.

Opción dos: Termino la carrera y empiezo otra o un máster.

Apostar por la especialización es algo que muchos expertos están aconsejando para ser más competitivos en el mercado laboral. La elección de los estudios debe ser muy cuidadosa y pensando en el futuro y con unos objetivos claros, no estudiar por estudiar para ver si de aquí a unos años se pasa la crisis.

Hace unos días lancé unas preguntas por twitter a algunos compañeros que terminaron la carrera en plena crisis del sector para conocer qué hicieron ellos en cada caso. Aquí os dejo la fecha en la que terminaron y la respuesta a qué decisión tomaron.

Diego Vidoni

Febrero 2010

Al terminar decidí seguir trabajando en la Ingeniería en la que llevaba desde 2007. Hice toda la carrera trabajando los 7 días de la semana así que necesitaba dejar de ir clases al menos por un tiempo. Ahora después de 2 años, en octubre comienzo un master en gestión de la eficiencia energética. Lo tenía pensado desde hace tiempo, pero da la casualidad, o la fatalidad :P, que hace 3 meses me he quedado sin trabajo, así que toca volver a ser estudiante casi a tiempo completo.

Alberto Seco

Septiembre 2010

Desde que terminé quise dedicarme a ser AT, por cuenta propia o ajena. Pronto descubrí que no entraría en ningún sitio ni como becario y busqué trabajo por mi cuenta; me salieron un par de proyectos. Después vinieron unas colaboraciones con un arquitecto que se quiso aprovechar de mí, y ya no me salió nada más. Ahora volvería a estudiar.

Mariano Castro

Junio 2011

Lo primero que me planteé fue trabajar. Pero viendo como estaban las cosas quise aprovechar el año haciendo un Experto propio en reparación, refuerzo y recuperación en obra de edificación en la Escuela Técnica de Ingeniería de Edificación de Granada. Lo hice porque me gustaría dedicarme a la rehabilitación de edificios y reparación de estos.

Juan Luis Benítez

Julio 2010

Una vez que finalicé la carrera la decisión era sencilla, buscar trabajo. Seguir estudiando un máster o matricularme en otra carrera eran caminos que suponían una inversión económica de la cual no disponía. Cualquier opción de avanzar en mis estudios hubiera significado cambiar de residencia, por lo cual el gasto se multiplicaba.

Sabía que buscar trabajo no iba a ser fácil, pero no había otra. Repartí curriculums para todo tipo de oficios ya que era consciente de la situación de nuestro sector. Por suerte en un periodo de seis meses encontré mi actual trabajo, en cual llevo un año y medio y que además está en relación con mis estudios y con mi proyecto fin de carrera, el cual me ayudó bastante para conseguirlo.

Javier Aisa

Julio 2010

Ya incluso antes de haber finalizado la carrera, además de querer empezar a trabajar, sabía que quería seguir estudiando. El último año antes de entregar el proyecto, mientra realizaba mis primeras prácticas en un despacho de arquitectura, cursé un máster de urbanismo. Esta materia comenzó a atraerme desde que cayó en mis manos el libro “Delirio de Nueva York” de Rem Koolhaas, que explicaba el desarrollo urbanístico de toda la isla de Manhattan. A partir de entonces comencé a indagar sobre la historia de otras muchas ciudades, hasta que me dí cuenta de que el urbanismo me tenía completamente enganchado y decidí cursar el máster. Aunque en principio es una parcela profesional no apta para aparejadores, no pasa nada. El saber no ocupa lugar.

Tanto en el momento de terminar arquitectura técnica como ahora mismo, mi objetivo principal era y es trabajar en la profesión e ir cogiendo experiencia. Pero como las cosas están como están y la crisis económica a nuestro sector le afecta sobremanera, la opción de seguir estudiando siempre ha estado encima de la mesa así que este año comencé a estudiar economía a distancia. Lo importante es no quedarse quieto.

Me gustaría que se unieran también empresarios y profesionales por cuenta propia y que nos expusieran los motivos por los cuales les llevaría a contratar a un arquitecto técnico recién licenciado y en qué se fijan cuando tienen que hacer una selección de candidatos. ¿Vale de tanto hacer un máster de 10000 euros? ¿Deberíamos hacer más hincapié en la complementación de la formación universitaria? ¿Idiomas?

Comparte el post y menciona a quien creas que le interese su lectura, tanto a recién licenciados como a empresas del sector. En los comentarios del blog plantearemos un debate que espero sea interesante y resuelva muchas dudas para los arquitectos técnicos más novatos. Deja tu opinión y suscríbete a los comentarios.

Muchas gracias a todos los que habéis participado compartiendo vuestras experiencias.

Hasta pronto.

EDITADO EL 29.JULIO.2012

Al hilo del tema de este post, hoy el periódico Ideal en su versión web ha publicado un vídeo de un compañero arquitecto técnico de Granada que ha decidido liarse la manta a la cabeza e ir a Alemania a buscar empleo. Haz click en el enlace

El día a día de la investigación del #TFM

Comienza el mes de junio y se presenta como un mes duro en el que debo darle un gran empujón al TFM. La fecha de entrega es a finales de septiembre y durante el mes de agosto la actividad en los centros universitarios es casi nula, por no decir directamente nula.

Junto a Javier, mi director de tesina, he elaborado un esquema que me permite “trocear” la investigación y convertirla en pequeñas tareas realizables.

Esquema de la investigación

Analizaremos el consumo energético de las viviendas que se situaban en el Albaicín a partir del siglo XVI hasta nuestros días. Ésto nos obliga a encontrar datos sobre las construcciones durante los últimos 500 años. Es lo que hemos denominado el “análisis histórico”. Sobre las viviendas necesitamos varios datos, que clasificamos en ‘formas arquitectónicas’ (con su diseño, planta y alzados), los ‘sistemas constructivos’ (materiales utilizados, disposición de los mismos) y por último las ‘fuentes de energía’ utilizadas en cada época. Confeccionaremos un eje cronológico sobre el que marcar los hallazgos de cada uno de estos tres aspectos.

Con todo este análisis histórico realizaremos distintas simulaciones energéticas en el programa EnergyPlus, un software creado en la oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable de la U.S. Department of Energy, muy utilizado por ingenieros, arquitectos e investigadores para modelizar el comportamiento del edificio en cuanto a calefacción, climatización, soleamiento, ventilación y otros flujos de energía (HVAC systems). Es un programa de software libre, podéis descargarlo aquí.

Estas simulaciones arrojarán unos resultados acerca del consumo energético de distintas épocas, con las que llegaremos a unas conclusiones de la investigación.

El día a día

Me he dado cuenta de que la búsqueda bibliográfica es como buscar una aguja en un pajar; hay días en los que sólo apartas paja, en los que la investigación no avanza nada. Sin embargo hay otros días en los que tienes más suerte y sí encuentras datos útiles (encuentras la aguja). Pero aunque un día no encuentres nada útil, tienes que leer todos esos artículos científicos para descartarlos con seguridad.

Un ejemplo: vas a la biblioteca y consultas concienzudamente 10 libros de los que crees que sacarás información para tu investigación (la ansiada aguja). Pasas toda la mañana con esos 10 libros y finalmente sólo hay uno que te sirve… puede parecer desesperante y caer en la creencia de que no valemos para esto. Hay que verlo de otra manera. Es la primera vez que estoy haciendo una investigación y es lógico que estas tareas no se me den bien. Al final me he dado cuenta de que todo el tiempo que empleé leyendo esos 10 libros era totalmente necesario; que para encontrar la aguja tengo que apartar primero todo lo que no me sirve.

Para la búsqueda bibliográfica he consultado a varias personas conocedoras de la historia de Granada que me han indicado libros que me pueden servir y también a otras personas a las que acudir que son realmente expertos y eruditos en la materia.

De los libros que me han recomendado destaco una publicación de Manuel Gómez-Moreno y su hijo José Manuel Gómez-Moreno, “Guía de Granada”, una publicación centenaria que se recuperó hace 20 años, se editó de nuevo en forma de facsímil y de la que hay muy pocos ejemplares (en la Biblioteca de Andalucía de Granada lo tienen en el depósito y sólo para consulta dentro de la biblioteca, al igual que en la Biblioteca del Politécnico de la Universidad de Granada).

El libro es una auténtica joya y en él reflejan años y años de estudio de la ciudad, sobre todo de la arquitectura histórica, y también de la Alhambra. Fueron fuertes defensores de la idea de que el Patio de los Leones estaba cubierto de mármol blanco, en contraposición a la teoría de Torres Balbás del patio ajardinado.

Varias personas a las que he consultado me han remitido a una persona con quien tenía que hablar, un investigador de la arquitectura nazarí con muchas publicaciones y de gran reputación, como es Antonio Orihuela Uzal. Ha escrito numerosos artículos y libros junto a su grupo de investigación denominado “Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad” LAAC, dependiente del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) con sede en el Carmen de los Mínimos, en el Albaicín.

Publicaciones de Antonio Orihuela Uzal

Oportunidades que me da el TFM

  • Una formación investigadora que abre otras puertas y otras formas de trabajar en las que aplicar tus conocimientos de arquitectura técnica.
  • Conocer a expertos relacionados con tu tema de investigación.
  • Conocer lugares y edificios que antes no había visitado, como estos:

Casa del Chapiz. S XVI. Actual sede de la Escuela de Estudios Árabes.

Vistas desde la calle San Juan de los Reyes

Granada, desde el Albaicín

Torre de Comares


//

Empezando el TFM de investigación. Análisis del consumo energético en el Albaicín en los últimos años.

Durante los próximos meses voy a estrenarme como investigador para realizar mi trabajo fin de máster (en adelante TFM) centrándome en la evolución del consumo energético a lo largo de los últimos siglos en un barrio en concreto, el Albaicín.

De momento la investigación todavía se está gestando en términos metodológicos con el grupo de investigación. Todavía falta pulir más, darle forma y acotar más el objeto de estudio.

Nos encontramos en la primera fase de búsqueda bibliográfica para conocer si se ha hecho algo parecido en alguna parte del mundo y estudiar la metodología seguida.

Os dejo con la propuesta del plan de investigación que seguiremos.

“Análisis comparativo del consumo energético en la vivienda del Albaicín a lo largo de los últimos 500 años”

Vista del Albaicín desde la Alhambra

Objetivos

Se estudiará la evolución histórica en los últimos 500 años del consumo energético en el barrio del Albaicín y compararemos el aprovechamiento de los recursos energéticos pasivos naturales de ahora con el que se hacía antiguamente. Para ello se consultará también algunos subtemas como el desarrollo urbanístico y la historia de la construcción residencial (tanto árabe como mudéjar y cristiana) del Albaicín en el periodo estudiado.

Antiguamente el acceso a los recursos energéticos necesarios para la vida cotidiana era mucho más reducido que en la actualidad. Primaba el alto rendimiento de la energía pasiva, que aumentaba la autonomía del edificio y reducía el consumo de energía activa. El acceso cada vez más fácil a ellos (petróleo, gas y electricidad) ha propiciado un menor aprovechamiento de los recursos naturales como la orientación de las viviendas o la distribución de habitaciones.

Además, al crecimiento económico y social de las últimas décadas va ligado conjuntamente un incremento del consumo de energía que en el caso que nos ocupa, la vivienda residencial, no es un consumo eficiente.  El problema suscitado en la actualidad se debe al poco aprovechamiento de tales recursos naturales. Los criterios arquitectónicos contemporáneos están más basados en la estética que en principios de eficiencia energética, razón por la cual se estableción que una de las cuatro prioridades del Plan de Acción para el Medio Ambiente, puesto en marcha en enero del año 2001 por la Unión Europea para el periodo 2001-2010 es el uso racional de la energía.

Resumen

El barrio del Albaicín, patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es conocido mundialmente por su historia, arquitectura y planificación urbana. El Albaicín mantiene la trama urbana del periodo nazarí, con calles estrechas, en una intrincada red que se extiende desde la parte más alta (S. Nicolás) hasta el curso del Río Darro y de la calle Elvira, que se encuentran en Plaza Nueva. Característica de dicho barrio es la canalización y distribución del agua potable a través de aljibes; en total se han podido constatar unos 28; de los cuales, una gran mayoría siguen aún en uso.

Emplazamiento del barrio del Albaicín en la ciudad de Granada

La demanda energética del barrio ha ido aumentando a lo largo de los años al igual que en el resto de la ciudad gracias al desarrollo de la misma y al fácil acceso a la energía de las últimas décadas. Esta circunstancia influye directamente en el diseño de los edificios y en el aprovechamiento de los recursos naturales.

El grado de protección del barrio ha hecho que el diseño de los edificios no cambie significativamente en el periodo a estudiar. El tipo tradicional de vivienda es el carmen, compuesto por una vivienda exenta rodeada por un alto muro que la separa de la calle y que incluye un pequeño huerto o jardín.

Con ayuda del trabajo de campo y la metodología que a continuación se explica estudiaremos los cambios más significativos en el periodo histórico del siglo XV al XXI con respecto al consumo energético de las viviendas.

Fuentes de información

En nuestra investigación se usarán una amplia variedad de fuentes entre las que podemos destacar:

  • Bases de datos electrónicas: SCOPUS, WOK, ISI, Google Scholar.
  • Revistas electrónicas de alto impacto.
  • Biblioteca de la Universidad de Granada
  • Archivo histórico municipal de Granada.

Metodología

En el trabajo de campo se recabarán datos de la tipología de las viviendas, sus sistemas constructivos y características arquitectónicas como orientación de la vivienda, materiales utilizados a lo largo del tiempo, recursos energéticos.

Se usará software de simulación energética para los tipos de vivienda estudiadas, de forma que podamos analizar los resultados obtenidos.

En las sucesivas semanas se concretará más el resto de metodología adecuada para el tema de estudio y los recursos necesarios para llevar a cabo el mismo.

Referencias básicas

  • ISO 13790:2008 Energy performance of buildings-Calculation of energy use for space heating and cooling.
  • Real Decreto 47/2007 de 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia  energética de edificios de nueva construcción.
  • Directiva 2002/91/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2002.
  • Myoung-Souk Yeo, In-Ho Yang, Kwang-Woo Kim, Historical changes and recent energy saving potential of residential heating in Korea, Energy and Buildings 35 (2003) 715–727.
  • Dili, A.S.; Nasser, M. A.; Zacharia Varghese, T, Passive control methods for a comfortable indoor environment: Comparative investigation of traditional and modern architecture of Kerala in summer, Energy and Buildings 43 (2011) 653-664.
  • Behling et al., Sol Power-The Evolution of Solar Architecture, Prestel, Munich, Germani, 1996.
  • Cantin,R.; Burgholzer,J.; Guarracino,G.; Moujalled,B.; Tamelikecht,S.; Royet,B.G., Field assessment of thermal behaviour of historical dwellings in France Build.Environ., 2010, 45, 2, 473-484.
  • J.K. Kim, Domestic Housing History-The Past and today of Korean Housing, Housing Research Institute of Korean National Housing Corporation, Seoul, Korea, 1979.
  • A. Schuler et al., Energy Consumption for space heating of west-German household: empirical evidence, Energy Policy 28 (2000) 877-894.
  • B. Howard, L. Parshall, J. Thompson, S. Hammer, J. Dickinson, V. Modi; Spatial distribution of urban building energy consumption by end use, Energy and Buildings 45 (2012) 141-151.

[twitter-follow screen_name=’chaloplay’ show_count=’yes’]

Comunicación profesor-alumno (si hay)

Hoy estoy contento porque mi hermano ha sabido que ha aprobado la asignatura de la que se examinó en septiembre. El pobre ha estado con el alma en vilo porque la asignatura es dura de roer y el examen no le salió muy bien. Todos los días miraba por internet si habían colgado los resultados para poner fin al suplicio…

comunicacion profesor y alumno

"Empezando los exámenes", fotografía tomada por Onir

Finalmente se ha enterado de que el profesor había puesto las notas en el tablón de la asignatura, en la facultad de ciencias. Así que ha salido de casa corriendo hasta la facultad, ha subido las escaleras, ha buscado el tablón, su nombre….

YEAH!!! Aprobado!

¿Qué bien no? Es genial…

Pues no.

¿Por qué el profesor pone las notas en el tablón de la facultad? ¿No puede colgarlas en internet para que todo el mundo pueda consultarlas desde su ordenador?

Es cierto que los profesores no tienen obligación de publicarlas en internet, solamente ponerlas en el tablón físicamente, pero es de todos conocido que no todos los alumnos tienen su residencia habitual en Granada. Si encima añadimos que estamos en septiembre y que todavía la mayoría de los universitarios no se han instalado en sus pisos/residencias, el problema se agrava; no pueden estar pendientes de venir todos los días a la facultad a ver si las calificaciones están colgadas…

Y el tema de las calificaciones es sólo un ejemplo de otros tantos que podía poner acerca de la NO utilización de nuevas vías de comunicación entre profesor-alumno, véase:

– Profesores que no contestan a emails.

– Profesores que dan su email y no saben utilizarlo.


– Perder una mañana y/o tarde por una revisión de examen. (¿tan difícil es establecer una cita previa por internet?).

Paradme que me caliento….. :D

[twitter-follow screen_name=’chaloplay’ show_count=’yes’]